top of page

Te das 5 minutos y ¡cambias de vida!


Retomado Feb 25, 2015 Daniela Carvallo Báez

Cada cabeza es un mundo. Literal: cada vez somos más pero pensamos y sentimos menos. A todos se nos inyecta la misma idea, y con eso se sobrevive.

Estamos viviendo en un tiempo y espacio en el que lo que menos hay es precisamente eso: ni tiempo ni espacio. La invasión hacia nuestra persona es cada día más profunda; al decir invasión me refiero a la invasión de ideas, la privación de emociones y la presión social constante en la que “DEBEMOS” de cumplir con ciertos roles.

¿A qué quiero llegar con todo esto? tal vez es una simple reflexión o tal vez lleva implícita la recomendación a quien me lee, en caso de necesitarlo, de: Hey! despierta! paremos esa invasión y traspasemos esos muros tan altos que nos sumergen en miedo, angustia y a ya no tener una idea de cómo complacer a tantos zombies que están igual o peor que nosotros metidos en sus propias y revueltas locuras acompañados de una taza escueta de café para llevar y una computadora que ayuda a evadir su propia realidad.

Tenemos tantas creencias limitantes que el salir de ellas causa pavor, lo extraño es que a veces se vive una historia de terror en esa vida conformista y es ahí cuando entra otra de esas ideas limitantes a decir: “más vale malo por conocido que bueno por conocer”. ¿Y si? realmente tú que ahora me lees, ¿crees esto? yo me levanto en armas de justicia de pensamiento y grito: ME NIEGO A ACEPTARLO. Y es entonces cuando experimento y recomiendo los 5 minutos.

Cuando estés en casa conformándote con esa tarde aburrida que creíste que tenías obligación de seguir porque alguien así te acostumbró….REGÁLATE 5 MIN. En ese tiempo respira, permítete armarte de valor e inmediatamente después ¡SAL! toma ese aire fresco, vuelve a observar el día, siente los rayos del sol.

Sí, te costará trabajo al principio…probablemente esos 5 primeros minutos tengas miedo, frustración, apatía, flojera; incluso es muy posible que el sillón de tu casa se convierta en tu “mejor” aliado insistiéndote que te quedes ahí…pero ¿sabes? te prometo que valdrá la pena decirle que NO. Sigue leyendo y permíteme explicar bien esto y seguir compartiendo mi experiencia.

Cuando lleves horas y días, incluso hasta semanas sumergido en una computadora trabajando ó probablemente evadiendo el mundo real porque alguien se ha encargado de decirte que es “tu deber el ser productivo”…REGÁLATE 5 MIN. Durante ese concentrado breve de tiempo prepárate terapéuticamente respirando, dejando fluir toda esa invasión de ideas preconcebidas que puede ser que en el fondo ni apruebas y ATRÉVETE a apagar la computadora. Haz todo eso que tal vez se te antojaba hacer pero que te daba remordimiento como: una tarde libre, recorrer la ciudad en la que vives, hablar ó incluso visitar a esos amigos que hace tanto no ves.

Cuando alguien te proponga hacer algo que jamás has hecho y que incluso te da pena hacer pues te sientes ridículo ó tonto como bailar, conocer lugares, viajar, o hasta reír sin tener grandes motivos aparentes y te venga como verborrea esa respuesta negativa que hasta parece se te ha hecho costumbre dar…¡espera! antes de contestar: REGÁLATE 5 MIN respira, deja fluir esa negativa preconcebida y ATRÉVETEa DESCUBRIR qué pasa si dices que sí. Nada tiene de malo descubrir nuevos caminos. Quien te está haciendo la propuesta muy probablemente ya logró pasar esa barrera de emociones contenidas.

Date ese permiso de escuchar ideas distintas a las. tuyas, experimenta qué sucedería si actuaras diferente a como se te dijo ó tu entendiste que “tenía” que ser. ¡Cánsate! ¡agótate cada día! intégrate con el mundo real, ese que se VIVE y se SIENTE. Desgástate en risas, experiencias nuevas, empalágate de historias llenas de emoción. Aprende con un criterio propio, ¡VUELVE A DARLE AL MUNDO EL PLACER DE TENERTE EN ÉL!

Yo te aseguro que el volver a asombrarte de la vida, despertar con ganas de vivir, ese sentimiento de QUERER ESTAR PRESENTE y escuchar a tu propio corazón que late fuerte te hará sentirte libre, dejando toda esa carga de experiencias y pensamientos ajenos atrás; experimentando día con día lo que QUIENES YA APRENDIMOS A TRASPASAR LA PUERTA DE LOS 5 MINUTOS LE LLAMAMOS FELICIDAD.

Tu que lees, ¡sé valiente! no temas a hacer lo que no habías hecho y que hasta ahora te es desconocido pero que te puede generar un gran cambio a favor. Transforma esa apatía en asombro. Destruye de ser necesario todo lo que te ha llevado a quedarte estancado frustrando los sueños que alguna vez tuviste.

Regálate 5 minutos para respirar y traspasa de esa zona obsoleta y pálida a la magia que se logra y se siente al VOLVER A VIVIR. Ese breve tiempo de DECIDIRTE a cambiar puede ser la GRAN diferencia entre una vida desmotivada y sola y una vida llena de nuevas ideas y ganas de ser vivida.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page