top of page

¿Por qué vivir con alegría?


La alegría de vivir no es cosa de privilegiados, la realidad es que cualquiera puede gozar de ese derecho, explotar su capacidad de percibir las cosas con cierto agrado, incluso cuando no pinten como uno esperaba que pintaran.

No, este blog no pretende esforzarse por parecer cursi o emplear simples clichés, va más allá de ello porque el vivir con alegría trae consigo varios beneficios a la salud.

Al sentirte alegre tu cuerpo produce de manera natural sustancias que disminuyen la sensación de dolor, generas factores antioxidantes y no sólo eso sino que además podrás reducir la posibilidad de la aparición de tumores, y es que....si ya estamos en este mundo ¿por qué no disfrutarlo?

Estar alegre no se da a partir de lo externo, sino del interior, el buscar día con día un mensaje interno que provoque una sonrisa, un grato recuerdo o simplemente una razón por la cual levantarse con una actitud de agrado hacia el estar vivo, puede convertirse en el mejor círculo virtuoso de tus días.

Tus acciones te definen , pero no solo eso, sino que además contribuyen al camino de quienes te acompañan; aún cuando haya un destino trazado, es la posibilidad de cada quien el caminar por un sendero fincado en partículas de tiempo agradables.

Es momento de recordar que la vida te puede arrebatar todo, menos tus pensamientos e ideales. Esa libertad de decidir si te levantas o no. Ese ímpetu interno que te hace volver a vibrar, volver a ESTAR PRESENTE. Lograr convertir en hábito el sacar de cada problema una posibilidad de disfrute; sí...suena raro ¿no? pero es que estamos acostumbrados a enaltecer a quien más tiempo sufre, cuando en realidad podría ser mayor mérito el tomar cada suceso como eso mismo: sucesos. Sabiendo que nada dura para siempre, ni lo bueno, ni lo malo.

Tómalo como un reto, o simplemente como esas ganas locas de ofrecer y recibir goce, tómalo como quieras tomarlo pero manteniendo en cada amanecer ese agradecimiento y alegría por haber despertado, por saber que tienes la capacidad para resolver, y para volver a decorar las paredes como tú desees.

Por mucha presión que pudieras llegar a sentir por el círculo social o profesional en el que te desenvuelves , recuerda siempre que no estás obligado a nada, ni siquiera a permanecer en donde ya no eres feliz.

Vive con alegría, hazlo por ti y por tu entorno; porque cuando una persona está genuinamente alegre de adentro hacia afuera difícilmente tendrá pensamientos perturbadores, porque de esa forma harás tus días más productivos, dañaras menos y no tendrás ganas ni tiempo de intoxicarte ni de manera física ni emocional; simplemente no se te ocurrirá dañar. Bien dijo San Agustín "Ama y haz lo que quieras" ahora yo te digo ama tu vida hoy, siente la alegría de poseerla, y con ello; el destino será menos importante que el trayecto, con ello harás que cada momento, el tiempo que dure...haya valido la pena.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page